Julio Martínez Valdés

En: Oficina de diseño
La Linterna, Barrio Bellavista,
Providencia, Santiago de Chile, 1990.

7 de septiembre de 1955 – 6 de enero de 2019

Nace en la ciudad de Santiago de Chile, en el seno de una familia compuesta por una madre, que comparte sus labores hogareñas con la costura, un padre vendedor de imprenta, más tres hermanos.

De pequeño, inquieto y observador, repartía su tiempo entre los traviesos juegos con sus dos hermanos menores y el dibujo de barcos, submarinos y máquinas, con cortes, imaginando su interior, además de juegos con trozos de maderas de un aserradero vecino, el que proveía la perfecta materia prima para alimentar su imparable imaginación y su inagotable energía infantil.

Gran amigo de sus amigos, forja en su infancia y adolescencia profundas amistades en los barrios en que vivió. En la universidad y el trabajo, cultiva sólidos lazos los que le acompañan, solidariamente, hasta el último momento de su vida.

Cursó sus estudios primarios en la Escuela Pública n°89, de enfrente de su hogar de calle Altamirano, en la actual comuna de Conchalí. Su buen desempeño académico hizo que una de sus profesoras propusiera a sus padres enviarlo a proseguir sus estudios secundarios en el liceo fiscal José Victorino Lastarrias, en la comuna de Providencia. Teniendo que cruzar casi la mitad de la ciudad, sus horizontes e inquietudes se amplían. Allí conoce un mundo distinto al de su barrio.

En 1974 ingresa a la Universidad de Chile a estudiar la carrera de Diseño Gráfico, en la Facultad de Arquitectura, ubicada en el campus Cerrillos. Apoco andar comienza a gustar de la carrera de diseño, demostrando habilidades que son reconocida por su profesores. Así comienza, en tercer año, a hacer ayudantía para el profesor Lavanchy, luego a la cátedra de percepción y, con posterioridad, a la cátedra de comunicación, dictada profesor Luis Mella.

Comprometido social y políticamente, orienta su trabajo profesional hacia los espacios de las ONGs en el Chile de los años 80 a los 90, poniendo a disposición de aquellas instituciones sus conocimientos gráficos.

A pesar de destinar gran parte de su jornada diaria a la diseño gráfico y editorial en los años 80 y 90, no deja de dictar clases desde su época de estudiante. Siempre se mantuvo en el seno de la academia, comenzando como ayudante, luego como profesor, de allí a director de Escuela y del Departamento de Diseño, llegando hasta la Secretaria General de la Universidad. La docencia y la dedicación al trabajo fueron su motor hasta el último año de vida, siendo la UTEM, su amada Escuela, sus queridos colegas, sus compañeros de trabajo y sus queridísimos alumnos y alumnas el último pensamiento que tuvo en mente antes de partir.

Producción profesional:

Volver a Diseñadores Chilenos

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: